Power and renewables

Gestión de activos de sus datos en el camino a la electrificación

Asset managing your data on the way to electrification

Contáctenos:

Karen Germain

Karen Germain

Principal Consultant, Program Development and Implementation

Al adoptar un enfoque de gestión de activos para sus datos, puede generar valor tanto a corto como a largo plazo.

Si piensa en la gestión de activos en términos de bienes raíces, es el proceso de maximizar tanto el rendimiento como el valor de su inversión en una propiedad. Al maximizar su rendimiento, busca reducir los gastos, generar las fuentes de ingresos más altas y más sostenibles y minimizar su riesgo.

Si considera sus datos como un activo, se aplican los mismos principios básicos: generar el mayor valor de manera continua aprovechando los datos lo máximo posible para generar valor, minimizar y reducir los gastos cuando sea posible sin comprometer la integridad de la entrega en su caso de uso. Los datos de sus clientes son el activo más valioso que posees para desarrollar y ejecutar programas de energía y requieren el mismo nivel de gestión estratégica que cualquier otro activo.

Los últimos 30 años han generado cambios significativos en la industria de gestión energética, desde simples sugerencias para usar menos energía hasta los programas de servicios complejos y dinámicos actuales. La gestión de la energía probablemente sufrirá una nueva transformación, a un ritmo mayor, impulsada por el paso hacia la electrificación y el mejor uso de los datos producidos por la digitalización de la red. La respuesta de la sociedad al cambio climático está conduciendo a la electrificación de los edificios, el transporte y la tecnología y, más específicamente, los datos que produce, es la corriente subyacente que llevará adelante la transición energética.

Los datos han transformado el funcionamiento de las empresas de servicios públicos al expandir el volumen y la resolución de los datos de uso de energía. Si bien muchos entienden el valor del uso de la energía, la larga lucha para maximizar su conocimiento está produciendo resultados tangibles a un mayor ritmo. Esto ha sido especialmente cierto en la eficiencia energética, donde se han realizado importantes inversiones y progresos en los últimos años para aprovechar los datos de gestión de energía y crear ideas procesables que sirvan mejor a los clientes y simplifiquen la gestión de programas.

Estas fuerzas primarias –electrificación y datos– cambiarán fundamentalmente la gestión de la energía. Al ver los datos como un activo estratégico que necesita ser administrado y mantenido, tomamos una posición proactiva en la configuración y dirección de la trayectoria de la transición energética y la industria de gestión de la energía. Al reconocer que el ritmo al que aumentarán los flujos de datos y que la conectividad entre ellos no se ralentizará, significa que retrasar la gestión de activos de datos solo hará que la transición energética sea más difícil y costosa.

La aceleración de la electrificación y la descarbonización hará que la gestión de datos como un activo estratégico sea cada vez más necesaria. La aceleración de la electrificación y la descarbonización dará como resultado la integración de dos disciplinas, la ciencia de datos y la gestión de programas, y las percepciones resultantes de los clientes sobre los patrones de comportamiento, las necesidades, los usos y la propensión permitirán una visión más profunda y rica, así como programas y medidas que cumplan o anticipen las necesidades del cliente.

AMI (Infraestructura de medición avanzada) ha proporcionado un rico banco de datos. Aún así, el diferenciador para cualquier empresa es poder usarlo hábilmente y aplicar el conocimiento resultante para generar valor mientras se mueve con fluidez por el mercado. La toma de decisiones basada en datos crea eficiencias operativas e impulsa la reducción de costos a través de la segmentación avanzada del mercado y el modelado de propensión para dar forma al compromiso del cliente y la estrategia de mensajería del canal digital. Ser capaz de generar eficiencias operativas y reducciones de costos, mientras se ejecuta el modelado de propensión para dar forma a la participación de sus clientes y la mensajería de canales digitales, sin mencionar la exploración de la segmentación del mercado a niveles avanzados, así es como se ve la toma de decisiones basada en datos. Reconociendo que los datos son un activo, un activo gestionado adecuadamente acelerará la gestión de su programa y facilitará la transición a la electrificación y la descarbonización.

Os dejo con estas preguntas de gestión de activos de datos:

  1. ¿Cuál es su estrategia de gestión de datos en los próximos cinco años, en términos de inversión y generación de valor?
  2. ¿Está invirtiendo adecuadamente en sus datos, sus sistemas de datos y experiencia profesional para administrar y generar un verdadero valor a partir de sus datos?
  3. ¿Está tratando sus datos como un activo y está generando un retorno significativo de su inversión? Si es el caso, ¿ha definido un ROI específico en relación con sus datos?

Contáctenos:

Karen Germain

Karen Germain

Principal Consultant, Program Development and Implementation