DNV GL

Principales cambios en ISO 50001:2018 vs ISO 50001:2011

Contáctenos:

¿Necesita ayuda para la transición?

Contáctenos
COMPARTIR:
IMPRIMIR:
DNV GL Key changes ISO 50001
ISO 50001:2018 aplica la Estructura de Alto Nivel de ISO (HLS), común para todas las normas ISO. Algunos de los cambios en ISO 50001:2018 vs. ISO 50001:2011 son inducidos por el HLS común y algunos son específicos para la gestión energética.

Actualmente, la norma ISO 50001:2018 se encuentra todavía en la fase FDIS (final draft international standard), cuya versión final se espera para agosto de 2018. Este resumen se basa en el FDIS, y prevemos que la versión publicada no tendrá desviaciones significativas del borrador final.

La norma ISO 50001:2018 es una norma internacional. Como mantiene la misma Estructura de Alto Nivel (HLS) que otras normas ISO de amplia aplicación, como ISO 9001 e ISO 14001, será más fácil su integración con otros sistemas de gestión.

Si ya estás certificado según ISO 50001:2011, reconocerás la mayoría de los requisitos de ISO 50001:2018. Sin embargo, hay bastantes cambios con respecto a la norma ISO 50001:2011 para los que debe prepararse para la transición y cumplir con la norma ISO 50001:2018.

Principales cambios en ISO 50001:2018 en comparación con la versión 2011

Estos son algunos de los cambios a tener en cuenta:

1) Cambios debidos a la adopción de HLS

  • Nueva cláusula para la comprensión de la organización y de su contexto (4.1) 
    Una organización debe determinar las cuestiones externas e internas que son pertinentes para su propósito y que afectan a su capacidad para alcanzar los resultados previstos de su sistema de gestión de la energía (SGEn) y mejorar su desempeño energético. Esto puede ser considerado como una comprensión de alto nivel de los factores influyentes que afectan, negativa o positivamente, al desempeño energético y al sistema de gestión de la energía de la organización.
  • Nueva cláusula para la determinación sistemática de las necesidades y expectativas de las partes interesadas (4.2)
    La intención es utilizar la información contextual para identificar a las partes interesadas pertinentes para la eficiencia energética y el SGEn, y sus necesidades y expectativas (requisitos) desde una perspectiva de alto nivel. 
  • Mayor énfasis en liderazgo y compromiso de la Dirección
    El capítulo 5.1 ahora incluye nuevas exigencias para comprometerse activamente y asumir la responsabilidad de la eficacia del sistema de gestión de la energía.
  • Gestión de riesgos y oportunidades  
    El capítulo 6.1 exige que las empresas deben determinar y, en caso necesario, tomar medidas para abordar cualquier riesgo u oportunidad que pueda afectar (ya sea positiva o negativamente) la capacidad del sistema de gestión para obtener los resultados previstos.Hay que tener en cuenta que las consideraciones de riesgo y oportunidades forman parte de la toma de decisiones estratégicas de alto nivel en una organización. Al identificar los riesgos y oportunidades cuando se planifica el SGEn, una organización es capaz de anticipar los escenarios potenciales y las consecuencias, de modo que los efectos no deseados puedan ser abordados antes de que ocurran. Del mismo modo, pueden identificarse y analizarse las consideraciones o circunstancias favorables que podrían ofrecer ventajas o resultados beneficiosos potenciales. Este proceso puede considerarse complementario del 6.3 " Revisión energética ", que es una revisión operativa más detallada para controlar y mejorar la eficiencia energética.
  • Competencia (7.2)  
  • Requiere que una organización determine la competencia necesaria de la(s) persona(s) que realiza(n) el trabajo bajo su control y que afecta a su eficiencia energética y al SGEn. Además de evaluar la eficacia de las acciones emprendidas para adquirir la competencia necesaria.
  • Requisitos ampliados relacionados con la comunicación (7.4) 
    - Incluye también la comunicación externa, no sólo la comunicación interna. 
    - Es más preceptivo con respecto a la "mecánica" de la comunicación, incluida la determinación de qué, cuándo, cómo y quién debe comunicar y con quién debe comunicarse. 
    - Requiere que la información comunicada sea coherente con la información generada en el SGEn.
  • Planificación y control operacional (8.1) 
    Algunas de las novedades en los requisitos a tener en cuenta: 
    - Control de los cambios y revisión de las consecuencias de los cambios no previstos (de HLS). 
    - Asegurar el control de las actividades subcontratadas relacionadas con el uso significativo de la energía (USE) o con los procesos relacionados. 
    - Se debe conservar la información documentada en la medida necesaria para tener confianza en que los procesos se han llevado a cabo según lo previsto (de HLS).
  • Seguimiento, medición, análisis y evaluación del desempeño energético y el SGEn (9.1) 
    Requisitos adicionales:
    - Se debe determinar los métodos de seguimiento, medición, análisis y evaluación 
    - Requisitos claros de información documentada, tanto en lo que se refiere a la investigación y la respuesta a las desviaciones de la eficiencia energética como a los resultados del seguimiento y las mediciones 
  • Revisión por la dirección (9.3) 
    Algunos elementos adicionales de entrada y salida a tener en cuenta en la revisión de la energía por la dirección.

2) Cambios específicos en la gestión de la energía

  • El alcance (4.3) 
    - Se explicita que no se excluirán los tipos de energía dentro del ámbito y los límites del SGEn.
    - Las organizaciones se asegurarán de que tienen la autoridad para controlar su eficiencia energética, el uso de la energía y el consumo de energía dentro del alcance y los límites.
  • Revisión energética (6.3)
    Aclaración del proceso relacionado con los usos significativos de energía (USE) para hacer un "flujo" más lógico y criterios conectados: Identificar USEs => Para cada USE identificar las variables pertinentes, el desempeño energético actual e identificar las personas que influyen o afectan al USE.
  • Indicadores de desempeño energético (6.4)  
    Algunas modificaciones:
    - Los indicadores de desempeño energético (IDEn) deben permitir a la organización demostrar la mejora de la eficiencia energética
    - Cuando la organización disponga de datos que indiquen que las variables pertinentes afectan de forma significativa a la eficiencia energética, dichos datos se considerarán para establecer el IDEn(s) apropiados para asegurarse de que el IDEn es "adecuado para el propósito"
    - El valor del IDEn se conservarán como información documentada. (Nota: Como también se exigió en 2011, se documentará el método para determinar y actualizar los IDEn)
  • Línea de base energética (6.5)  
    Cambios a tener en cuenta:
    - Cuando la organización disponga de datos que indiquen que las variables pertinentes afectan de forma significativa a la eficiencia energética, la organización normalizará el IDEn y la correspondiente base de referencia energética para comparar los cambios en la eficiencia energética.
    - Nuevas definiciones para " factor estático ", " variable relevante " y " normalización " (3.4.8-3.4.10)
    - La línea de base se revisará cuando se produzcan "cambios importantes en los factores estáticos".
  • Planificación de la recopilación de datos sobre energía  (6.6)  
    Este término reemplaza al "plan de medición de energía " de la edición 2011. Las novedades son:
    - Establece explícitamente que "el plan especificará los datos necesarios para controlar las características clave e indicará cómo y con qué frecuencia se recogerán y conservarán los datos".
    - Aborda explícitamente para qué "áreas" deben recopilarse los datos: "Los datos que deben recogerse (o adquirirse por medición, según proceda) y conservarse como información documentada incluirán: 
    • las variables pertinentes relacionadas con las USEs;
    • consumo de energía relacionado con las USEs y con la organización;
    • características operativas relacionadas con las USEs;
    • factores estáticos, si procede;
    • datos especificados en los planes de acción.“ 
  • - El plan de recopilación de datos sobre energía se revisará a intervalos definidos y se actualizará según proceda.

Otros cambios a tener en cuenta:

  • Diseño (8.2)
    Aunque en gran parte se parece al punto 4.5.6 de la edición de 2011, cabe señalar la siguiente enmienda: Explícitamente declara que se tendrá en cuenta el desempeño a lo largo de la vida útil prevista o esperada cuando se consideren las oportunidades de mejora de la energía y el control operacional en el diseño de instalaciones, equipos, etc. nuevos, modificados y renovados que puedan tener un impacto significativo en su desempeño energético.
  • 8.3 “Adquisición”
    Aunque en gran parte se parece al punto 4.5.7 de la edición de 2011, cabe señalar la siguiente enmienda: 
    Se exige explícitamente que se definan especificaciones (según proceda) para la adquisición de equipos y servicios, pero ahora también para la adquisición de energía. 
  • Chapter 3 Terms and definitions:
    • Se definen 40 términos frente a los 28 de la edición del 2011.
    • 18 términos son nuevos. 13 de los nuevos términos son adoptados de la HLS, mientras que 5 son términos nuevos específicos de energía
    • Los 5 términos específicos de energía son: “mejora del desempeño energético”, “factores estáticos”, “variables relevantes”, “normalización” y “valor de indicador de desempeño energético (valor IDEn)”. Se debe tener en cuenta ya que ayudan a proporcionar una mayor claridad.
    • Se han eliminado 5 términos de la edición 2011. Estos son: "servicios energéticos", "corrección", "acción preventiva", "registro" y "procedimiento".
  • La HLS no incluye una cláusula específica ni hace referencia al término "acción preventiva". Sin embargo, se considera que el concepto de acción preventiva está implícitamente incorporado en las normas (por ejemplo, en los puntos 4.1, 4.2 y 6.1). 
  • “Información documentada" es ahora el término utilizado para sustituir a `Documentos' y `Registros'.
  • El término "representante de la dirección" ya no se utiliza, sin embargo, todas las responsabilidades dirigidas a esta función en la edición de 2011 se asignan ahora al equipo de gestión de la energía.