DNV GL

Huella de Carbono e Hídrica

COMPARTIR:
IMPRIMIR:
Water and carbon footprint services by DNV GL
Las empresas se enfrentan a un mundo limitado en carbono y agua y deben reducir los riesgos que esto conlleva.

La Huella de Carbono

Un mundo limitado en carbono es una nueva realidad para las organizaciones y empresas. Las regulaciones de emisiones están cambiando y las partes interesadas están presionando cada vez más en la gestión y el desempeño medioambiental. Mientras tanto, están surgiendo oportunidades para diferenciarse de la competencia, los costes energéticos y otras inversiones están subiendo, aumentan los nuevos riesgos del cambio climático y los mercados de carbono están evolucionando.  

El mundo empresarial reconoce el cambio climático como un problema social grave. Para formar parte de la solución, necesitan actuar de forma responsable y rápida implicando:

  • ser vistos como que hacen lo que razonablemente pueden para combatir el cambio climático
  • ser innovadores ya que sus modelos de negocio serán desafiados,
  • anticiparse a los riesgos reguladores, directa o indirectamente,
  • responder a sus propias presiones y a las de las partes interesadas.

La Huella Hídrica

Durante el siglo XX, la demanda de agua se multiplicó por seis, mientras que la población mundial se duplicó. Es evidente que la escasez de agua es una problema mundial del que todos somos responsables. 

La gestión del agua debe estar en las agendas de las empresas, al igual que sus huellas de carbón. Las empresas han empezado a darse cuenta de esto, y siendo una empresa pionera se convertirá en un buen ejemplo, pero también le dará una ventaja competitiva. La gestión responsable del agua significa reducir los riesgos asociados al agua a la vez que cumple con las demandas de las partes interesadas para conseguir un negocio sostenible.