DNV GL

Breadcrumbs

¿Cómo evolucionará la cadena de suministro de alimentos de aquí al año 2025?

COMPARTIR:
IMPRIMIR:
Este artículo fue publicado en el Technology Outlook 2025, una publicación quinquenal de DNV GL que da a los clientes y partes interesadas una base de discusión y comprensión del panorama tecnológico de la próxima década, en algunos sectores seleccionados. Estas son las principales tendencias que caracterizaran la evolución de la cadena de suministro.

La creciente globalización de la cadena de suministro alimentaria, de aquí al 2025, se impulsará mediante el crecimiento de la demanda global de alimentos y mediante un mayor énfasis en la seguridad alimentaria, salud y sostenibilidad de los alimentos.   

Las generaciones futuras exigirán, cada vez más, alimentos que coincidan con sus perfiles sociales y sanitarios, y que sean producidos de forma segura, equitativa y sostenible. Las redes sociales y los medios de comunicación también tendrán un impacto en las expectativas de alimentación y nutrición, y aumentarán el poder de los consumidores.  

Rendimientos más altos, un menor desperdicio y una mejor distribución contribuirán de forma conjunta a mejorar la seguridad alimentaria. Un aumento del transporte y unas cadenas de suministro más complejas son factores que hacen que la seguridad alimentaria sea una tema principal. Además, hay un mayor énfasis en la transparencia con el cliente, para promover la confianza en el procesado y origen de los alimentos. Las normas y reglamentos serán un motor para nuevas soluciones.  

La suficiente disponibilidad de alimentos de alto valor nutricional será importante en los países desarrollados, así como en los países menos desarrollados. Desde un punto de vista nacional, es deseable facilitar un menú que reduzca el potencial de enfermedades derivadas del estilo de vida que podrían convertirse en una carga pesada para el presupuesto sanitario. Con unas clases medias en aumento, hay también un aumento de la demanda desde los individuos, que exigen productos especialmente diseñados para proporcionar unos mejores efectos desde el punto de vista nutricional y de la salud.  

La sostenibilidad, a medida que nos acerquemos al 2025, será un principio fundamental a lo largo de toda la cadena de suministro de alimentos, se incorporarán más parámetros en el sistema de apoyo para documentar y verificar la sostenibilidad de los productos. Dichos parámetros estarán relacionados con el cambio climático, los requisitos éticos y la eficiencia de los recursos.  


Artículo traducido de Technology Outlook 2025.