DNV GL

Breadcrumbs

Eficiencia energética: Empresas impulsadas por el control de costes

COMPARTIR:
IMPRIMIR:
Una encuesta internacional realizada a 1,557 profesionales muestra que mientras que la mayoría de empresas ven los beneficios que las medidas de eficiencia energética tienen sobre los costes, la mayoría carecen de una estrategia clara, objetivos concretos y un enfoque sistemático para la eficiencia energética en toda la organización.
  • Publicado:
  • Autor:
  • Keywords:: Business Assurance

Impulsado por el control de costes, las compañías se han comprometido con la eficiencia energética pero la mayoría solo lo hacen de forma superficial, no aprovechando todo su potencial. Estas conclusiones surgen de una encuesta internacional realizada por DNV GL - Business Assurance, un líder mundial entre las entidades de certificación, y el instituto de investigación GFK Eurisko, a más de 1,557 profesionales de empresas de diferentes sectores en Europa, las Américas y Asia.

GESTIÓN DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

La eficiencia energética es un tema clave: no solo a nivel personal (77%) y social (81%) sino que también desde una perspectiva de negocio (69%). El 57% de las compañías encuestadas tienen una estrategia de eficiencia energética y el 55% establecen objetivos medibles, con porcentajes alrededor de 10 puntos más altos para las empresas pertenecientes a los sectores de energía intensiva.

Sin embargo, la eficiencia energética es una ambición general, con objetivos fijados a nivel de empresa (37%). Muy pocos objetivos concretos sobre las actividades, incluso en las empresas intensivas en energía.

LOS COSTES EMPUJAN LA SOSTENIBILIDAD

El 67% de las compañías han invertido en iniciativas de eficiencia energética en los últimos tres años. Los costes empujan la sostenibilidad: el 46% declararon que invirtieron en medidas de eficiencia energética para obtener herramientas más eficientes, o para reducir el consumo de energía y los costes. Las empresas están realizando medidas concretas para optimizar su gestión de la energía, pero sin una visión a largo plazo. Solo el 26% tiene un plan de gestión de la energía. Las iniciativas más sofisticadas como la formación del personal (21%), tener directores de energía (20%) o realizar auditorías o evaluaciones (20%), tienen un papel secundario.

Carecen de una estrategia clara y un enfoque sistemático: menos de la mitad de las compañías que han realizado actividades de eficiencia son capaces de cuantificar el ahorro energético obtenido.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS Y PRINCIPALES BENEFICIOS

El conocimiento de la gestión no es un problema; fue mencionado solo por el 18% de las empresas. Las restricciones económicas son el principal obstáculo que impide a las empresas a hacer más progresos: otras prioridades (36%), implantación costosa (33%), falta de rendimientos (25%) y enfoque en resultados a corto plazo (24%) encabezan la lista.

Un enfoque sistemático ayudaría a las empresas a tomar las decisiones correctas y obtener un retorno adecuado de sus inversiones. Sin embargo, los beneficios ya se perciben como mayores a los costes (59%), especialmente en términos de ahorro (54%).

PERSPECTIVA FUTURA

De cara al futuro, se espera que las empresas incrementen su compromiso con la eficiencia energética adoptando un enfoque más maduro. Las actividades relacionadas con los costes y la reducción del consumo seguirán siendo las acciones más comunes, pero habrá también un incremento significativo de acciones más estratégicas como la formación del personal (+13% en comparación con la actualidad), identificación de ahorros de energía potenciales (+8%) y preparación de planes de gestión de la energía (+7%).

Luca Crisciotti, CEO de DNV GL - Business Assurance comentó: “La mayoría de las empresas, lamentablemente, no están teniendo un enfoque global. Vemos que la eficiencia energética no se aplica a todos los niveles organizacionales. Las organizaciones se están centrando principalmente en la reducción de costes y consumo - lo cual es bueno, por supuesto - pero carecen de un enfoque integral que les permita aprovechar todo el potencial de la gestión energética.

Establecer un sistema de gestión energética les ayudaría a definir una estrategia y convertirla en hechos. Enfrentarse solo a los problemas de eficiencia energética a nivel operacional no es suficiente.”

METODOLOGÍA Y MUESTREO DE LA ENCUESTA


•La encuesta se realiza en Abril 2015, a un muestreo de 1,557 profesionales que trabajan en empresas destacadas de los sectores primario, secundario y terciario en diferentes industrias de Europa, las Américas y Asia.
•El muestreo está formado por clientes de DNV GL y no son estadísticamente representativos de las empresas en todo el mundo:


•el 22% de las empresas involucradas tienen empleadas a menos de 50 personas, el 35% de 50 a 249 y el 43% a 250 o más;
•el 4% de las compañías son del sector primario, el 54% del sector secundario y el 42% del sector terciario.

•El 18 % de las compañías pertenecen a los sectores de energía intensiva:
 Minas y canteras; suministros de luz, gas y agua; fabricación de madera y de productos de madera y corcho, excepto muebles; fabricación de artículos de cestería y espartería; fabricación de productos de pasta papelera, papel y productos de papel; edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados; coquerías, refino del petróleo y tratamiento de combustibles nucleares; industria química y fabricación de productos químicos; fabricación del caucho y de productos plásticos; fabricación de productos minerales no metálicos, fabricación de metales básicos; reciclaje.
•El muestreo incluye 67 compañías consideradas “líderes”.
La clasificación de una compañía en la categoría de líder está basada en un conjunto de requisitos definidos por DNV GL: tener una estrategia de eficiencia energética; establecer objetivos en eficiencia energética medibles; establecer objetivos de reducción a nivel de empresa, nivel de instalaciones y de la zona; haber invertido en iniciativas de eficiencia energética en los últimos tres años; cuantificar la cantidad de ahorro energético de esas iniciativas; ser capaz de evaluar la relación general de coste/beneficio de las acciones realizadas. Se puede encontrar más información en el informe. 
•El cuestionario fue enviado usando la metodología CAWI (Computer Assisted Web Interviewing).

 

Notas para los lectores

DNV GL es un organismo de certificación líder mundial. Ayudamos a las empresas a asegurar el desempeño de sus organizaciones, productos, personas, instalaciones y cadenas de suministro a través de los servicios de certificación, verificación evaluación y formación. En colaboración con nuestros clientes, construimos un rendimiento empresarial sostenible y creamos confianza en las partes interesadas. El Grupo DNV GL opera en más de 100 países. Nuestros 16,000 profesionales se dedican a ayudar a nuestros clientes a hacer el mundo más seguro, más inteligente y más ecológico.


Descargas relacionadas

Puede descargarse el informe en inglés. En breve lo tendremos disponible en castellano. Si desea recibirlo, contacte con nosotros: dnv.espana@dnvgl.com