DNV GL

Breadcrumbs

El Hospital Universitario Son Llàtzer se convierte en centro de excelencia en tratamiento y formación en bombas de insulina

COMPARTIR:
IMPRIMIR:
La certificación de excelencia ha sido otorgada por DNV GL-Bussines Assurance.
entrega Certificado Hospital Son Llatzer
El equipo del Hospital Son Llàtzer que ha desarrollado el tratamiento.

El Servicio de Endocrinología y Nutrición y la Unidad de Endocrinología del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Son Llàtzer han recibido la certificación de excelencia otorgada por DNV GL-Business Assurance por su programa educativo para pacientes que se inician o reciben terapia con bomba de insulina.  

Es destacable que se trata del primer hospital del país que certifica de forma conjunta un Servicio de Endocrinología de adultos y un Servicio de Pediatría. Este hecho es muy importante puesto que garantiza que la “transición” de los pacientes adolescentes con esta terapia, desde el Servicio de Pediatría al Servicio de Endocrinología de adultos, se realiza con los mejores estándares de eficiencia, seguridad y calidad. 

En España, hasta ahora solo había 4 grandes hospitales con esta certificación, los Servicios de Pediatría del Hospital General de Alicante y del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y los Servicios de Endocrinología de adultos del Hospital Clínico de Barcelona y del Hospital Universitario La Paz de Madrid. A este grupo reducido, se añaden ahora los dos servicios del Hospital Universitario Son Llàtzer. 

La bomba de insulina es uno de los tratamientos para el control de la diabetes y la reducción de sus complicaciones. Es un pequeño dispositivo portátil que administra insulina de acción rápida de forma continua al tejido subcutáneo, durante las 24 horas del día. Con un tamaño muy reducido, suministra la insulina a través de un tubo pequeño denominado catéter y una cánula que se implanta bajo la piel. En ocasiones, esta bomba se acopla a un sensor de glucosa que lee de forma continua los niveles de glucosa en el tejido subcutáneo y permite de forma automática la desconexión temporal de la bomba en caso de que se vaya a producir una hipoglucemia. 

El Dr. Lluís Masmiquel y la Dra. Carme Vidal, responsables de ambos servicios en el Hospital Universitario Son Llàtzer, remarcan que el objetivo del centro es mejorar los resultados clínicos de esta terapia. Así, el éxito del programa radica precisamente en la adecuada selección de los pacientes y en la formación que se les facilita. En este sentido, se selecciona y se forma a los pacientes, familiares y profesionales para obtener los mejores resultados mediante un entrenamiento exhaustivo.  

Este programa consta de módulos estrictamente protocolizados y sesiones de formación impartidas por expertos. El proceso requiere igualmente la voluntad de la dirección del Hospital y del Servicio de Salud de dotarse de una infraestructura suficiente y de facilitar que sus profesionales ganen en experiencia y reciban formación. 

Lograr esta certificación es el reconocimiento a un trabajo de años, liderado por un equipo de especialistas expertas como la Dra. Irene Rodriguez y la Dra. Charo Montero y las enfermeras educadoras en diabetes Maria Puga, Rosenda Puigserver y Marilena Colom.

La certificación otorgada por DNV GL al Hospital Universitario Son Llàtzer contribuye y garantiza que su programa de bombas de insulina se lleve a cabo de la forma más inteligente y segura posible generando así confianza tanto a los profesionales como a los pacientes. Los responsables de DNV GL reiteran que se sienten orgullosos de ser el primer hospital de España en certificar conjuntamente a los Servicios de Pediatría y de Endocrinología de adultos.