DNV GL

Breadcrumbs

Los Hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío son los primeros centros sanitarios, a nivel internacional, que certifican la huella que dejan en la sociedad

COMPARTIR:
IMPRIMIR:
Este reconocimiento, que llega tras concluir con éxito una auditoría externa realizada por DNV GL, es el reflejo de la estrategia de la sanidad pública andaluza en el ámbito de la responsabilidad social corporativa.
  • Publicado:
  • Autor:
  • Keywords:: Business Assurance

Los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío, pertenecientes a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, han certificado su 'huella social', una distinción que refleja su compromiso con la responsabilidad social corporativa y dando un paso más, ya que permite evaluar el impacto de las acciones en su entorno y sobre sus grupos de interés (ciudadanía, profesionales, entidades vinculadas y no vinculadas, sociedades científicas y colegios profesionales, medios de comunicación, centros referenciados, y dirección corporativa).


Este proceso ofrece además la oportunidad de participar activamente en el pilotaje, para describir y discriminar los estándares que en este ámbito deberán acreditar otras empresas o instituciones que deseen obtener el mismo reconocimiento.

La Huella Social, también conocida como Social Footprint – Product Social Identity, pretende poner en valor y comunicar el impacto social que tiene una organización a través de los productos y servicios que presta.  Esta certificación se lanzó públicamente el pasado 29 de abril y es el fruto de la colaboración de un Grupo de Trabajo, del que ha formado parte DNV GL Business Assurance, entre otras Entidades de Certificación.

Son estos dos hospitales sevillanos los que recientemente han acogido el VII Simposio de Gestión Ambiental en Hospitales. En este encuentro, expertos del país han hablado por primera vez en la ciudad de la 'huella social', la 'huella hídrica' o la 'huella de carbono', entre otras, conscientes de que las actividades implican a personas y sus decisiones siempre dejan rastro. Como ejemplo, pueden crear más o menos empleo, gestionar correctamente las condiciones de trabajo y la protección social, cuidar con mayor o menor esmero la salud y la seguridad en el puesto de trabajo y pueden realizar una apuesta clara y convencida sobre el desarrollo y la formación de las personas.


También deja huella la forma de dirigir la gestión pública, la igualdad de oportunidades en el acceso a la compra pública, el respeto a la legalidad administrativa y laboral vigente, etcétera, con lo que se espera que en un futuro pueda ayudar a medir si la actividad de un centro y sus profesionales ha contribuido a reducir las desigualdades o, si por otro lado, ha proporcionado salud, educación y riqueza.

La certificación


El que los Hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío dispongan de una Comisión Permanente de Responsabilidad Social, conformada por más de una veintena de profesionales de distintas categorías desde hace dos años, ha sido determinante a la hora de superar una auditoría externa y lograr la certificación de la empresa DNV GL Business Assurance en tan corto periodo de tiempo.


Según el auditor jefe de DNV GL Business Assurance, Juan Andrés Salido, otro de los factores claves de éxito de la certificación de la Huella Social ha sido el disponer de un sistema de gestión promovido por la dirección gerencia de los centros, “en el que la Responsabilidad Social de la organización está totalmente integrada, con una clara orientación a identificar y gestionar los aspectos relevantes identificados de sus grupos de interés”.


Certificar la huella social realza el valor de la organización, las personas y la industria, al mismo tiempo que ayuda a satisfacer las crecientes demandas de transparencia, por parte del mercado, en materia de sostenibilidad. Hoy en día, los consumidores y/o usuarios son más cuidadosos a la hora de escoger los productos y servicios que utilizan y, seguramente, premiaran a las empresas que proporcionen una información clara y transparente.