Other sectors

The Ocean Cleanup lanza su primer producto certificado

TheOceanCleanup_Sunglasses

Las gafas de sol de plástico inyectado proveniente del Gran Isla de Basura del Pacífico han sido certificadas por DNV GL para que los compradores puedan estar seguros tanto de su origen como de su autenticidad.

La certificación de las monturas de las gafas de sol se ha hecho conforme a los requisitos de la norma de la cadena de custodia de los plásticos recuperados de la hidrosfera. Se trata de una norma pública que puede ser utilizada por cualquier organización para certificar la trazabilidad y la integridad material del plástico recuperado de los océanos, ríos y lagos.

"La extracción de plástico es sólo el primer paso para hacer frente a una grave amenaza para nuestros océanos y ríos. Convertir la basura en productos de valor es fundamental para financiar una mayor limpieza. Con billones de piezas de plástico en nuestros océanos, se necesita una enorme cantidad de extracción. La certificación genera confianza en la autenticidad del plástico recuperado y en los nuevos productos fabricados con él", dice Luca Crisciotti, CEO de DNV GL-Business Assurance.   

La certificación de tercera parte de la norma ayuda a las organizaciones a demostrar a los clientes la fuente del material y que no ha sido mezclado con ningún otro componente después de la extracción antes de su transformación en un nuevo producto. Y que el peso total de las capturas de plástico permanece algo constante. También garantiza que el plástico puede ser rastreado hasta el lugar donde fue extraído. Las empresas que quieran ser certificadas, deben primero implementar procesos y sistemas para cumplir con los requisitos de la norma.    

Extraer las cantidades necesarias de plástico requiere tecnologías innovadoras, esfuerzos y recursos importantes. Para los clientes que quieren contribuir y comprar productos hechos con plástico recuperado, la certificación de un tercero independiente les asegura que el producto es realmente auténtico.   

“Empezamos a trabajar con The Ocean Cleanup hace casi dos años para obtener una comprensión profunda del proceso y la necesidad antes de diseñar la norma. Cerrar el círculo con la fabricación de este producto y finalmente ver que la basura se convierte en un par de gafas de sol hechas de plástico reciclado certificado es extremadamente gratificante para todos nosotros", dice Luca Crisciotti.  

Foto: The Ocean Cleanup