DNV GL

BRC Global Standard para la Seguridad de los Alimentos

BRC (British Retail Consortium) es una norma global específica para la seguridad de los productos agroalimentarios. El objetivo de la norma es asegurar la conformidad y capacidad de los proveedores y los distribuidores para garantizar la calidad y la seguridad de los productos alimentarios que ofrecen a los consumidores.

Contáctenos:

¿Desea más información?

Sí, por favor

¿Ya sabe lo que está buscando?

Solicite un presupuesto
COMPARTIR:
IMPRIMIR:
BRC Global Standard for Food Safety

El BRC Global Standard para la Seguridad de los Alimentos es una de las herramientas operacionales más utilizadas para la due diligence (capacidad de ser capaz de demostrar que se han tomado las medidas razonables para evitar un incidente o un daño) y para seleccionar a los proveedores de la industria agroalimentaria. 

Este enfoque reduce los costes globales en la gestión de la cadena de suministro e incrementa el nivel de seguridad para los clientes, suministradores y consumidores.

Considerado como requisito imprescindible para operar en el sector, el estándar ofrece también la oportunidad de demostrar el compromiso de mejora continua de su compañía con la seguridad alimentaria, la calidad y la legalidad en sector agroalimentario.

El BRC Global Standard para la Seguridad de los Alimentos integra los criterios de la “Global Food Safety Initiative de CIES – The Food Business Forum”, la organización global en la que participan los CEOs y alrededor de  400 directivos entre detallistas (unos 200.000 puntos de venta) y fabricantes de todos los tamaños. En otras palabras, se considera un estándar aceptado por la mayoría de los detallistas como equivalente de otros estándares de seguridad alimentaria reconocidos, como IFS, SQF y FSCC 22000.

Los requisitos del estándar están relacionados con el sistema de gestión de calidad y el sistema APPCC, junto con los requisitos de GMP (Buenas Prácticas de Fabricación), GLP (Buenas Prácticas de Laboratorio) y GHP (Buenas Prácticas Higiénicas).

Las ventajas del estándar para la Grande Distribución 

Los más importantes detallistas y la mayoría de las industrias europeas del sector, a menudo imponen a sus proveedores la obligación de la certificación BRC.

Esta norma ofrece a las empresas la posibilidad de:

  • comunicar su compromiso por la seguridad y, en caso de incidente alimentario, limitar las posibles consecuencias de carácter legal, demostrando haber  tomado todas las medidas razonables para evitarlo; 
  • implantar y trabajar con un sistema de gestión que le ayude a respetar los requisitos de calidad, seguridad y cumplimento legal que regula el sector alimentario, con referencia específica a las leyes en vigor en los países de destino de los productos finales;   
  • disponer de una herramienta para mejorar la gestión de la seguridad alimentaria, a través del control y el monitoreo de los factores críticos; 
  • reducir las incidencias de los productos de desecho, reprocesos y retirada del producto. 

La Certificación según la BRC Global Standard para la Seguridad de los Alimentos también aporta una gestión eficiente en la cadena de suministro, reduciendo la necesidad de auditorías de segunda parte e incrementando la fiabilidad de toda su cadena de suministro.

BRC Food Versión 7

La nueva versión 7 del BRC Food, obligatoria desde Julio del 2015, fue publicada en Enero del 2015, y se puede descargar en la página web de BRC. Los principales cambios están relacionados con los proveedores y la trazabilidad, con el riesgo de fraude y con los productos de alto riesgo/alta atención. 


Además, DNV GL cuenta con una red de auditores en más de 100 países, por lo que podemos ser su compañero para ayudarle a realizar las auditorías a sus proveedores, locales e internacionales. 


DNV GL ofrece un nuevo servicio de gap analysis que, gracias a sus resultados en forma de informe, se utilizará para planificar las actividades de actualización del sistema, la formación del personal y para comprobar la eficacia de los cambios ya realizados.